viernes, 2 de septiembre de 2011

Soria - Logroño (picos de Urbión)

Un viaje para probar la eficacia del remolque, y para despedir este verano.

Empieza el viaje a las 7:00 a.m. en Delicias, desmontando la bici y embalandola con film. A las 7:30 sale el bus dirección Soria.

Llego, bajo y monto.

Me pongo en marcha y a los 4 kms, phhssssssss!!! pinchazo.


Desmonto, me doy cuenta de que no llevo cámaras de la medida güena..... y monto.

Sigo, y a los 2 minutos, PPSHSHHSSSSS... otra jod**a vez!! Empiezo dabuti el viaje, si señor.


Parcheo la cámara anterior (de la medida buena), la monto y continuo, no sin antes cagarme en el que inventó en eje-sujeta carrito. (se sale tooodo el rato).

Mas pendiente de no pinchar, de que no se salga el carro, de que no explote la bici, que del paisaje, sigo la ruta.

Llego al embalse de la Cuerda con dos horas de retraso sobre lo previsto.


Continuo...

A las 15:00, paro, como algo y siestecita.


Hora y media despues, continuo la marcha.

Las nubes llevan amenazando todo el día y por fin se deciden a intervenir en mi viaje. Primero dos gotas ... "va, esto no es nada", luego cuatro, y al minuto, litros tras litros sobre mi cabeza.... y el chubasquero en lo mas profundo del carrito.
Paro, coloco la bici para que no salte el carro, me pongo a buscarlo, lo encuentro, me lo pongo y deja de llover.



Chipiado, empieza la cuesta... y cuesta.

A ratos llueve, a ratos no.

Cuando cae chaparrón, me cobijo debajo de los pinos.



Consigo llegar a una especie de frontera donde los coches no pueden pasar por que una barrera se lo impide. (solo bus, estilo Ordesa en verano).

Ahora llueve a cantaros. Me pido una cerveza y primer sablazo al bolsillo.

Espero a que amaine y continuo, solo dos kms!!.

Por fin llego a la laguna negra, y sale el sol.

"Walaaa!!" hay un refugio abierto y con chimenea.


Preparo todo para la noche, tiendo la ropa y ...



"mierda, el mechero!!"

Doy una vuelta por la laguna y les pido a los últimos visitantes del día el mechero. Me lo regalan.




Encender fuego no es tarea fácil, y menos si lleva lloviendo toda la tarde y toda la leña está empapada.

Al final lo consigo.



Pongo los zapatos a secar, ceno y a dormir...



Una noche tranquila y a la mañana siguiente, temprano me pongo en marcha.


Bajada, gozada, pero se acaba y empieza el puerto de Santa Ines.

A mitad de subida, noto el no haber desayunado, así que, paro y le meto mano al bote de Nocilla. En 1h larga me planto arriba.


Después solo queda bajada y cañeo en varios pueblos.

En Villanueva de Cameros hago una paradita para comer un rico menú del día (paella, conejo y helado).

Con la panza llena, cojo un desvió hacia el pantano de Gonzalez de Lacasa, mas cañeo y acabo en Torrecilla en Camero. Entro en un bar para seguir con mi ronda, y el dueño de este, Luis, un tipo majo, me ofrece posada para la noche en su garaje, yo gustosamente acepto.


Ceno temprano, vuelta por el pueblo y a la cama.

Otra noche tranquila, excepto por los perros de pueblo que se ponen a ladrar y no paran.

A la mañana siguiente, sin prisa, recojo todo, desayuno en el bar de Luis y tiro para Logroño.

Pasando por un pueblo, Islallana, veo una especie de Mallos majos majos.


Sigo y en poco rato, sin darme cuenta, estoy entrando en Logroño.

Voy a la estación, compro el billete y echo una cabezada antes de cogerlo.

A las 14:15 lo cojo y en dos horas estoy en Zaragoza.

Resumiendo.. empecé de culo y lo acabe de cara.





3 comentarios:

cerrogarabitas dijo...

Preciosa ruta. ¡Enhorabuena!
Por cierto, ¿cuantos kilómetros te salieron?.
Un saludo,

cerrogarabitas

Mikel Iraola dijo...

creo que alrededor de 170. que para 3 días esta bastante asequible.

Anónimo dijo...

Hola,
Me ha sorprendido tu blog, pero hay cosas interesantes.
Los mayos que dices son las peñas de Viguera.
Un saludo desde Logroño, valiente.